Tú y el lugar que ocupas en el mundo

Por Almudena Lobato.

“El cerebro inventa el mundo para sobrevivir”

Ignacio Margado

 Personas en Positivo, Almudena Lobato, Psicología, Coaching, Formación, Desarrollo

Hace tiempo leí algo así como que “Todas las personas queremos mejorar, pero a todos nos cuesta cambiar”. Por no decir que nos asusta o que incluso, en algunas ocasiones, llega a aterrarnos.

A nuestro cerebro le encantan los hábitos, se agarra a ellos, se acomoda, deja de cuestionarlos, si funcionan durante un tiempo los repite una y otra vez de forma automática. Es práctico, útil, no requiere casi reflexión, gastamos poca energía y guardamos la mayor parte de los recursos atencionales para sobrevivir, y para querer llevar razón (otra forma de supervivencia).

Nos aferramos a nuestras creencias y vemos el mundo como somos, y cómo nos han contado. Llevamos una enorme mochila de creencias, unas propias y muchas heredadas, que nos ayudan a construir el mundo y a convertirlo en algo predecible y en el que sentirnos seguros.

Seleccionamos nuestras emociones, nos permitimos clasificarlas en adecuadas y no adecuadas, les ponemos el sello de aptas y no aptas, si no nos gustan  miramos a otro lado y seguimos funcionando, ya pasarán, nos creemos eso de “si no las miro, no están”.

En el mundo actual, extremadamente cambiante, exigente e incierto, las personas se enfrentan a numerosos desafíos y contracorrientes que viven como una amenaza. “¿Estaré a la altura?, se pregunta uno mientras coge el metro y mide su propia valía, señalando sobre la pared con un lápiz, su altura-valor actual percibida”.

La percepción de amenaza activa el mecanismo de alerta y supervivencia, dejando paso al estrés y poniendo el foco en mantenernos vivos, en ese trayecto la felicidad se esfuma. De hecho, la felicidad no es permanente, existen estados transitorios de felicidad.

Viene a mi mente una frase  de Elsa Punset que dice “No estamos programados para ser felices, sino para sobrevivir”. Y cada uno sobrevive como mejor sabe y puede…

En realidad, como dice Arcadi Navarro “estamos programados no para la felicidad, sino para la búsqueda de la misma”. Y es esa búsqueda la que te mueve para progresar y superar tus insatisfacciones.

Buscar la felicidad te lleva a encontrarla a veces, a ratos, y sobre todo te lleva a dar sentido a la persona que eres, a tu vida, a tu existencia, a encontrar un motivo, un para qué respecto a lo que haces, a conectarte con los demás y con el mundo.

Buscar la felicidad es más que andar un camino, es cómo decides andar tu camino. Y la vida, de un modo u otro es ese camino, con un principio y un final.

 daisy-75190_1920Buscar la felicidad es más que andar un camino,
es cómo decides andar tu camino.

¿Cómo quieres andar ese camino?.

Lo primero que debes saber es:

  • Tus hábitos no te definen. Eso de “Yo soy así”, es más una excusa que algo cierto. Tú eres como decides ser, tú eres lo que quieres ser.
  • Tus creencias no son la realidad. Aquello que crees existe sólo en ti, es tu interpretación de la realidad, es lo que tú crees. Cuestiona tu realidad y encontrarás mejores caminos.
  • Las emociones son útiles. Incluso aquellas que no deseas sentir. Acoge tus emociones y trata de entender y comprender para qué están, eso te ayudará a gestionarlas más eficazmente, a convertirlas en un impulso y no en una traba.

¿Para qué quieres andar ese camino?.

El sentido que damos a aquello que hacemos nos hace andar en una dirección u otra. Una dirección nace de tus creencias y de la parte emocional que rechazas, te lleva a actuar desde tu miedo y la supervivencia; la otra nace de la coherencia entre lo que sientes, piensas y haces, esto te hace encontrar la serenidad y te permite actuar desde el equilibrio, dar trascendencia a lo que haces y no vivir sólo desde tu ombligo.

Cuando trasciendes más allá de ti mismo, estás conectado contigo, y también con los demás y con el mundo. Es el camino reservado para sentirte satisfecho y sentir bienestar y felicidad.

Encontrar tu sitio, tu para qué, y no mirar sólo lo inmediato o sólo lo que te aporta a ti o a los tuyos. No des valor sólo a lo material, ¡qué poco dura la felicidad de lo que uno tiene!. No des valor sólo a los objetivos y metas, después de la primera meta, comenzarás una carrera sin fin, de un objetivo a otro, de una meta a otra, terminarás agotado y perdido.

Da valor a lo verdaderamente importante “Tú y el lugar que ocupas en el mundo”, sí en el mundo, desde tu mundo más inmediato (familia, amigos, compañeros, trabajo, barrio, ciudad…), hasta el mundo más alejado, grande pero tuyo, nuestro, de todos.

Si tu camino terminara hoy, ¿qué huella te hubiese gustado dejar en este mundo?. Comienza a construirla desde hoy mismo.

Hoy sólo empieza por un paso,

Un paso puede ser el principio de un todo.

 

Un saludo y buen camino.

Almudena Lobato.

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Artículos relacionados:

El secreto de las personas extraordinarias.

Y si me caigo.

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

En Personas en Positivo podemos ayudarte a en tus procesos de formación y desarrollo de personas¿Hablamos?.

 

Photo © Rey Canlas, Jr., A Lifetime Photography; Pixabay.

SHARE IT:

Trackbacks for this post


    Warning: call_user_func() expects parameter 1 to be a valid callback, function 'tz_list_pings' not found or invalid function name in /homepages/6/d558557171/htdocs/wp-includes/class-walker-comment.php on line 179

Leave a Reply

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>