¿Y si te das la mano? #frasesparasentir

Algunas reflexiones, microrreflexiones, poesías y emociones. 

Por Almudena Lobato.

En esta sección, #frasesparasentir, compartiré reflexiones, microrreflexiones, poesías y emociones que comparto a través de diferentes redes sociales. Mi idea es agruparlas en un espacio y poderlas compartir contigo. Espero que disfrutes leyéndolas tanto como yo disfruto escribiéndolas y, sobre todo, que mis palabras te puedan acompañar y ayudar.


A veces necesito un respiro de mí…

Para encontrarme un poco más adelante

-.-

Lo que logras es sólo un paso más,

superarte es lo que te hace más grande.

-.-

¿Y si te das la mano?.

El camino es más fácil cuando vas bien acompañado.

-.-

Es más fácil crear un enemigo que solucionar los propios fantasmas.

-.-

Todos creemos llevar razón, y aún más cuando nos sentimos enfadados, decepcionados, extrañados… ante el comportamiento de alguien.
Si te choca, si no lo comprendes, si te lo han contado, en lugar de sacar conclusiones precipitadas o juzgar fácilmente, en lugar de rechazar sin más, o apartarte sin conocer todos los datos, pregunta a la persona implicada, aclara la situación, permite que te explique sus motivos, que se disculpe si es necesario o rectifique.
Me sorprende a menudo la facilidad de rechazar a otro sin hablar previamente con esa persona, sin explicarle el por qué de su ausencia, alejamiento o rechazo, sobre todo cuando ha habido una estrecha relación previamente. Si no te ha gustado, dilo. Si no estás de acuerdo, dilo. Si te lo han contado, pregunta. Y con toda la información decide libremente.
No somos perfectos, todos podemos equivocarnos o tomar malas decisiones. Tú y yo también.
Si no toleras que alguien pueda equivocarse y si no le explicas cómo te sientes, es imposible que esa persona pueda rectificar. Y si no lo hace, siempre tendrás tiempo para alejarte.
No dar oportunidades a los demás para equivocarse es tan problemático como tolerar que te hagan daño una y otra vez sin poner remedio. La primera te deja solo, porque nadie estará a la altura de tus expectativas. La segunda te llevará a rodearte de personas que no te aprecian.
Si una persona te importó en algún momento, vale la pena hablar antes de cerrar una puerta.
Todos creemos llevar razón, hasta que alguien nos hace ver que quizás pudimos equivocarnos… o no.

-.-

Somos y seremos lo que sentimos, son nuestras emociones las que definen quienes somos. Da igual lo que suceda ahí fuera, la realidad es como tú la sientas.

-.-

El mayor obstáculo procede de ti,

la mayor oportunidad también.

-.-

La forma en la que percibes tu propia capacidad es determinante para poder convertirlos obstáculos en retos a superar.

-.-

Si quieres conocer a alguien, mira cómo trata a los demás, no sólo a ti.

-.-

Nos cuesta comprender que alguien que se comporta bien con nosotros o lo percibimos amable pueda ser diferente.
A menudo justificamos su comportamiento inadecuado con los demás, culpando al otro, pensando que algo habrá hecho para merecerlo.
Tendemos a pensar que si a mí no me lo ha hecho no puede ser verdad.
¡Cuidado!, si la persona se victimiza y no se hace responsable, si le puedes interesar por algo en este momento, si culpa a los demás de su propio comportamiento, si te dice que tú eres diferente y que nunca te lo haría… Nos comportamos con los demás no sólo en base al comportamiento de otro, sino de acuerdo a nuestros propios valores. 
La forma en la que nos comportamos con los demás, refleja más de uno mismo que aquello que decimos.
Recuerda eso de que «cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar». 

-.-

No trates de gustar a todos, trata de gustarte tú y aportar, sumar, dar. Decide qué huella quieres mostrar y constrúyela cada día.

-.-

Paso a paso,

momento a momento,

suspiro a suspiro…

Viviendo.

-.-

Nada, por importante que sea, puede ser más importante que tú mismo.
Nada te aleja más de tus metas que no escuchar tus propias necesidades, que alejarte de tus propios valores.
Cada vez que antepones tus metas a tu propio bienestar, a las personas que te importan, a tu salud, a todo lo que es importante para ti, te alejas un paso de ti mismo.

-.-

No hay mayor distancia

que aquella que te separa de ti mismo.

-.-

Necesitamos sentirnos tan libres que a veces no somos conscientes de que en nuestras decisiones, para bien o para mal, influyen aspectos de nuestra educación, de nuestro entorno y de la sociedad en la que vivimos… y hasta del azar.
Cambiar o mejorar no sólo son decisiones achacables a la responsabilidad individual, somos seres sociales, nos influimos unos a otros. No vivimos en una burbuja.
La ilusión de falso control nos hace sentir que si queremos lo podemos todo. Y no es posible, tampoco necesario.
Tenemos el control que tenemos. Hay una parte de nuestra vida que está bajo nuestro control al 100% (zona de control), hay otra sobre la que podemos influir (zona de influencia) y otra sobre la que no podemos hacer absolutamente nada (zona de aceptación). Poner el foco en aquello que depende de nosotros nos permite avanzar y mejorar. Ser consciente de que nuestra zona de influencia es limitada nos permite ser realistas. Y aceptar lo que no depende de nosotros es no sufrir gratuitamente, ya se encarga de ello la vida.
El reto está en conocer donde estamos en cada paso y mantenernos en equilibrio.

-.-

Una clave para cohesionar a tu equipo es escucharles con atención.

-.-

Sólo quien admira, tiene la capacidad para aprender de los demás. De crecer con ellos.

-.-

Me gustan las personas que son capaces de ver el brillo de los demás y no deslumbrarse, que aprenden con los ojos abiertos de quien tiene al lado.

-.-

El mayor logro será que cuando consigas alcanzar aquello que deseas, no hayas dejado víctimas por el camino.

-.-

Un saludo y buen camino.
Almudena Lobato.

SHARE IT:

Commenting area

  1. Almudenalobato, thanks for the article post.Really thank you! Great.

Leave a Reply

You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>