Si quieres mejorar como Líder, mejora como Persona

 

“Mi vida es mi mensaje”

Mahatma Gandhi.

 

Nuestras palabras, nuestras acciones, nos definen. Da igual como tú creas que eres, da igual las palabras que uses para adornarte, los demás te verán tal y cómo te comportes con ellos.

Palabras y acciones te muestran ante los demás. Si no hay coherencia entre lo que dices y haces de poco sirven los galones o tí­tulos, o las grandes hazañas profesionales, ni siquiera servirá si has escrito un libro o veinte. Las palabras vacías crean personas pequeñas, personas con minúsculas, aunque te alaben o aplaudan, aunque tú te creas grande.

Eres jefe, eso no te convierte en Líder. Mandas y obedecen, eso no te convierte en Líder. Recibes aplausos, eso no te convierte en Líder. No eres Lí­der porque tú lo quieras, eres Lí­der cuando los demás deciden que tú eres su Líder.

En todo grupo siempre hay un Líder, pero ese no tienes por qué ser tú. El Liderazgo no es un rol, no lo puedes coger de un cajón o comprar con la billetera, te lo dan, e igual que te lo dan te lo quitan.

La falta de coherencia es probablemente algo que tu equipo no te va a dejar pasar nunca. Si dices una cosa y haces otra, perderás la confianza de tu gente, y cuando no hay confianza, ni hay equipo ni tú serás su Lí­der.

Tan importante es que sepas qué quieres respecto a tu equipo y a tu organización, como que sepas cómo vas a conseguirlo. Ese cómo, marca la diferencia, ese cómo te hace Líder, o te deja con tu traje puesto de jefe, un traje bonito pero pequeño. El liderazgo es un traje a medida, no se lo dan a cualquiera.

action-2277292_1920

¿Quieres que tu equipo mejore?. Piensa a dónde van dirigidos tus esfuerzos, ¿quieres que los demás sean mejores para que tengan un mejor rendimiento?. Siento decirte que estás empezando la casa por el tejado, quizás termines construyéndola, pero es un trabajo largo, laborioso y complicado, y a menudo se cae en pedazos antes de que la termines. Y eso tiene una fácil explicación, pides a los demás lo que tú no haces, y así­ difí­cilmente van a responderte como tú esperas, por el contrario responderán como tú hagas.

Decía sabiamente Jaume Perich, “Mucha gente que predica con el ejemplo podrían ahorrarse perfectamente lo primero”. Tiene más poder el ejemplo que la intención, tiene más poder lo que hacemos que lo que decimos.

¿Quieres mejorar como Líder?. Empieza por ti.

Cuida el cómo tanto como el qué, y sobre todo reformula tus para qué; ¿qué deseo?, ¿para qué mejorar?, ¿para qué ser mejor Líder?, ¿para qué ser mejor persona?, ¿cómo voy a conseguirlo?. No te quedes sólo en la intención y pasa a la acción, no lo quieras sólo, sal a conseguirlo, hazlo posible, haz lo imposible.

we-2078025_1920

Si no empiezas por ti, quizás llegues lejos, pero siempre serás pequeño, con minúsculas. Líder se escribe en mayúscula. Howard Gardner define a los mejores profesionales como “ECE”, excelentes, comprometidos y éticos. Son tres palabras que sólo cobran sentido cuando van juntas.

¿Quieres mejorar como líder?. Mejora como persona.

 

Un saludo y buen camino.

Almudena Lobato.

 

Este post original de nuestra directora Almudena Lobato fue publicado para IMF Business School. Puedes leer el artículo aquí.

Photo © Leo van Vuuren, A Lifetime Photography.

 

Deja aquí tu comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>