Más allá del liderazgo: Claves para gestionar tu equipo con éxito

Más allá del liderazgo: Claves para gestionar tu equipo con éxito

Por Almudena Lobato.
Tendemos a usar la palabra jefe como antónimo de líder, cuando en realidad, han de ser dos palabras que vayan naturalmente unidas. Liderar implica tanto el desarrollo de habilidades como el reconocimiento del propio equipo. Liderar implica ser útil para los demás y mejorarlos, además de ser un estilo de vida.

Liderazgo - Equipo - Personas En Positivo

“No vayas donde guía el camino.
Ve donde no hay camino y deja huella”.
Ralph Waldo Emerson

 

Liderazgo, más allá de ser jefe

En los últimos tiempos se ha denostado la palabra jefe, convirtiéndola en algo negativo y en símbolo de tiranía. En realidad ser jefe no es nada malo, se es jefe en la medida en la que así se recoge en el organigrama de una organización.

Ser jefe implica al menos dos cosas, la primera, tener un equipo y,  la segunda, tener el poder para indicarles que han de hacer y que no, cómo y cuándo. Y es aquí donde cada jefe decide cómo hacerlo. Hay una frase muy conocida que viene a decir más o menos algo así, “dale un carguillo y verás quien es fulanillo”. Y es que el poder deja a menudo las caras al descubierto, sobre todo las inseguridades o la falta de habilidades.

El poder es algo que por defecto siempre tiene un jefe, cualquiera. De hecho, lo fácil es usarlo… pero también es lo más ineficiente, y eso sin tener además en cuenta los estragos  que produce sobre el clima laboral, la motivación y el rendimiento. Es por ello, que si bien el poder es un recurso siempre disponible y listo para poder usarse siempre que se quiera y en cualquier momento, éste ha de usarse en contadas ocasiones y siempre ante situaciones que puedan justificarlo. De lo contrario, el uso abusivo e innecesario del poder en una organización, lejos de motivar y conseguir equipos de alto rendimiento, consigue crear equipos de alto estrés y bajo desempeño.

Poder y autoridad (que no es lo mismo que autoritarismo) son dos términos que tienen significados muy distintos y producen efectos sobre tu equipo casi opuestos. Poder hace referencia a mandar, forzar, obligar, o lo que viene a ser eso tan antiguo  de “porque lo digo yo”. Autoridad se refiere, por otra parte, al hecho de persuadir para que otro realice aquello que deseamos, no porque se lo pidas sino porque elige hacerlo, algo así como “ lo hago porque yo quiero”.  La diferencia principal estriba en la libertad, la imposición la restringe, mientras que la elección la alimenta y la hace crecer… y TODOS necesitamos sentirnos libres para sentirnos bien y dar lo mejor de nosotros mismos. La autoridad hace libres al que la ejerce y al que la recibe.

Liderazgo - Equipo - Personas En PositivoLa autoridad hace libres al que la ejerce y al que la recibe.

Y llegado a este punto, ¿a qué me refiero cuando hablo de liderazgo?. El liderazgo está basado en la autoridad y se nutre del desarrollo de las habilidades  necesarias para poder gestionar a tu equipo de la mejor forma posible. El jefe lo es, el líder aprende a serlo.

Dos claves que has de tener en cuenta:

  • El liderazgo te lo reconoce tu equipo.
  • El liderazgo te lo quita tu equipo.

¿Qué significa exactamente esto?. Significa que:

El liderazgo sólo se desarrolla en la medida en la que es útil y está al servicio de los demás.

Por ello, cuando hablamos de jefes podemos encontrarnos a jefes que no son líderes y a jefes que sí son líderes. Paradójicamente, también podemos encontrarnos a líderes que no son jefes, ya que cuando el jefe no es el líder del equipo, aparecerá de manera natural un líder dentro del equipo. Lo ideal para que un equipo funcione eficaz y eficientemente, es que el jefe sea el líder del equipo.

 

¿Cuándo reconoce un equipo como líder a su jefe?.

El líder sólo lo es cuando el equipo lo reconoce , es decir, cuando lo identifica como tal entre los demás por sus características. Ser jefe se te presupone, al líder se le identifica.


Liderazgo - equipo - personas En PositivoEl líder sólo lo es cuando el equipo lo reconoce.

Te doy algunas claves que te pueden ayudar a desarrollar tu liderazgo y a gestionar más exitosamente a tu equipo de trabajo.

Un equipo reconoce a su jefe cómo líder cuando:

  • Usa la persuasión (autoridad) en lugar de la imposición (poder).
  • Reconoce su esfuerzo y no sólo valora los resultados.
  • Los trata con respeto y con aprecio.
  • Se preocupa por la persona y no sólo por el empleado.
  • Los ayuda a mejorar.
  • Cree en ellos y los apoya en las dificultades.
  • Confía en su capacidad para mejorar.
  • Fomenta la colaboración y no la competición.
  • Se disculpa si es necesario tras comentar un error.
  • Tiene en cuenta sus opiniones y les deja tomar decisiones.
  • Los escucha.
  • Asume sus propias responsabilidades.
  • Delega cuando es necesario.
  • Trata de esforzarse y mejorar.
  • Es amable, incluso cuando no está de acuerdo o está disconforme.
  • Es percibido como honrado y coherente.
  • Gestiona adecuadamente el estrés y no se deja llevar por las emociones.
  • Gestiona adecuadamente su propio trabajo y las reuniones en las que participa.
  • Les permite crear e innovar.
  • No prohíbe el error y lo percibe como parte del aprendizaje y la mejora.
  • Fomenta la responsabilidad y la proactividad.
  • Da motivos para ilusionarse con los proyectos.
  • Valora a cada persona y no genera desigualdades o tratos de favor.
  • Marca claramente las metas y objetivos.
  • Cada personas conoce claramente sus funciones y tareas, y las de los demás.
  • Se hace respetar.
  • Es flexible, se adapta y facilita los cambios necesarios.
  • Se muestra firme y seguro en las decisiones.
  • Es uno más y no trata de quedar por encima de los demás.
  • No tolera lo inaceptable y toma medidas para solucionarlo.
  • Se sienten orgullosos de formar parte de su equipo.
  • Resuelve las diferencias y conflictos de forma asertiva y adecuada.
  • Confían en él o ella.
  • Se sienten seguros, no tienen miedo a exponer sus opiniones o diferencias.
  • Todos crecen y se desarrollan profesionalmente dentro del equipo.

Liderar no implica sólo gestionar un equipo, liderar implica gestionar primero la propia vida para poder ser útil a los demás y ayudarlos a mejorar.

 

“El liderazgo es una forma de pensar, una forma de actuar y, lo más importante, una forma de comunicar”
Simon Sinek.

 

Un saludo y buen camino,

Almudena Lobato.

Directora en Personas En Positivo.

__________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Artículos relacionados:

- ¿Perfecto? No, gracias: 10 claves para reconducir tu perfeccionismo.

- El liderazgo se hace, se transforma y se contagia.

- No se fracasa: 10 claves para conseguir tus metas.

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

En Personas en Positivo podemos ayudarte a formar y entrenar en habilidades y competencias a tu equipo de trabajo¿Hablamos?.

COMPARTE: Facebook Twitter Pinterest Google Plus StumbleUpon Reddit Email

Dejar una respuesta

Puede usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>